La Federación

  •  CULTURA   •  Poética, tierra, espiritualidad y positivismo en el documental Lorena, la de pies ligeros.

Poética, tierra, espiritualidad y positivismo en el documental Lorena, la de pies ligeros.

Carmen Arely Cadena Pérez

CUCSH

El 21 de noviembre de 2019 se estrenó en Netflix un documental de 28 minutos titulado Lorena, la de pies ligeros, dirigido por Juan Carlos Rulfo y producido por Gael García y No ficción. El documental presenta a María Lorena Ramírez Hernández (1995), corredora de fondo y ultrafondo rarámuri, y su cotidianidad entre El hormiguero, Chihuahua, donde vive, y las carreras a las que asiste.Lorena se hizo conocida tras haber ganado, en el año 2017, el Ultra Trail Cerro Rojo, una carrera de ultrafondo de 50 kilómetros, en la que participaron 500 atletas de 12 países. Lorena lo logró en un tiempo de 7 horas y 20 minutos, en huaraches, con su ropa tradicional y sin ningún equipo deportivo.​

  El documental muestra imágenes increíbles de la Sierra Tarahumara y logra mezclar al personaje con esa magnificencia. La seriedad de Lorena y el hecho de que hable en tarahumara la vuelven un personaje muy especial. Pero el documental, como documental biográfico (en esa categoría aparece en la plataforma de Netflix), no nos permite conocer mucho sobre Lorena, más bien nos muestra el entorno en que se mueve y los éxitos que logra. Para el final del documental, preguntas quedan en el aire: ¿Quién es Lorena? ¿Cuántos años tiene? ¿Quiénes son las personas que la rodean? ¿Por qué corre con sandalias y con su ropa tradicional? ¿Qué significa para ella y su familia correr? Quizás, teniendo en cuenta que Lorena fue viral en las redes sociales mucho antes del documental (desde el 2017, cuando ganó la carrera ya mencionada), se dejó de lado un propósito informativo, optando por un retrato de la vida de Lorena.

Debido a lo anterior, en este ensayo me propongo analizar el documental en base a la siguiente pregunta: ¿el documental, más que un documental biográfico, es un documental que retrata la poética del éxito basada en espiritualidad y positivismo? Para tratar de contestar esta pregunta, me basaré en el artículo “Una propuesta de análisis cinematográfico integral” de Johnnier Aristizábal Santa y Óscar Pinilla Rodríguez, particularmente en una de sus 3 fases para el análisis del documental: la segunda fase, la ejecución del análisis. Se hablará, además, de conceptos como la poética, la espiritualización y el positivismo.

Para hablar de verosimilitud, creo necesario mencionar la historicidad de la cultura que se ve reflejada en el documental: la rarámuri. Iniciemos con el título: Lorena, la de pies ligeros;este epíteto conlleva una asociación directa con el nombre de la comunidad y su significado. Según la página oficial del gobierno mexicano, los tarahumaras se llaman a sí mismos rarámuri, que significa “corredores a pie” y proviene de las raíces rara (pie) y muri (correr). Esto me lleva a un aspecto fundamental que el documental deja de lado: la tradición de corredores de los rarámuris.

Los rarámuris corren por tradición, en parte por el territorio en el que habitan: la parte de la Sierra Madre Occidental que atraviesa el estado de Chihuahua y el suroeste de Durango y Sonora, formada por elevadas montañas que alcanzan de 2,000 a 3,000 msnm y por profundas barrancas; aquí, desde pequeños se acostumbran a las adversidades y a recorrer grandes distancias a pie (aquí se entiende por qué los rarámuris se denominan como tal). Además, su tradición actual con respecto a las carreras está relacionada con las apuestas de dinero, vestidos y animales. De acuerdo con Ángel Acuña (2017), al tener la sociedad rarámuri una economía de autoconsumo, la apuesta en las carreras permite la circulación de bienes, por lo que el lugar de apuestas se convierte en un espacio de transacciones.

Por otra parte, a causa de un asentamiento disperso, la vida rarámuri es aislada. Esto se señala en el documental, cuando el hermano de Lorena dice: “Así crecimos toda la familia. En un hogar sin amigos. Pues muy solos. Los vecinos viven muy retirados de aquí”(Rulfo, 2019). Como vemos, el documental registra el mundo de lo cotidiano, es verosímil; pero esa verosimilitud no se explica, no se profundiza en ella, porque se da por entendida. A partir de lo anterior, me atrevo a afirmar que retratar la cotidianidad no es el objetivo principal del documental.

Pero, ¿si la cotidianidad no es el objetivo, entonces qué es? La dirección de fotografía nos dará pie para resolver esta pregunta. En la dirección de fotografía hay dos factores importantes: la iluminación y el encuadre. La iluminación determina una estética que puede ser naturalista, neutra o pictórica. En el documental encontramos una iluminación natural y solo en algunas imágenes de carreras nocturnas hay luz artificial. En el encuadre se debe tener en cuenta el tamaño del plano: cerrado, abierto, detalle, etc. Los planos son la distancia focal del espectador con respecto a los objetos en el encuadre. En esta obra, encontramos sobre todo planos abiertos, que reflejan un campo de visión amplio. Hay varios planos presentes, pero me gustaría hablar de los más relevantes: gran plano general, plano medio corto, primerísimo plano y plano detalle.

René de la Torre (2010) define la espiritualidad como la búsqueda de un sentido trascendental. Para encontrar el sentido trascendental, hace falta el pensamiento positivo. El pensamiento positivo, de acuerdo con una investigación sobre la psicología positiva realizada por Park (2013), es la experiencia óptima: las personas siendo y dando lo mejor de sí mismas. Así una vida con significado es “aquella en la que las personas se sienten conectadas con algo más grande que ellas mismas” (Peterson, Park, Sun, 2005, 15). Aquello más grande que Lorena es la Sierra Tarahumara. En este punto se mezcla la espiritualidad con lo poético.

Heidegger propone en Hölderlin y la esencia de la poesía (1936) que lo poético está ligado al lenguaje, a un acto sencillo que, en realidad, es muy poderoso. El poeta es un ser histórico, es un ser que sabe descifrar y transmitir aquello que se oculta, aquello que es divino y se relaciona con la naturaleza. Lo poético, en el documental, aparece cuando Lorena se conecta con lo espiritual, con algo más grande que ella, y conquista, a través del lenguaje de sus pies, de su resistencia y su conocimiento, a la Sierra Tarahumara. Pero no es tan sencillo conquistar la Sierra: se necesita de un alma en equilibrio.

Para Ángel Acuña (2017) la fortaleza de las almas en los corredores rarámuris facilita la buena predisposición para correr, el buen ánimo, la mentalización para ganar. Además, en las carreras se hace presente la creencia en la existencia de fuerzas poderosas sobrenaturales que pueden manejar u operar a favor o en contra de otras personas. Para correr bien es preciso encontrarse a gusto consigo mismo; estas ideas tienen una fuerte relación con el pensamiento positivo. De nuevo cito a Lorena: “Siempre me esfuerzo para llegar a la meta. No es ningún juego. Me digo a mí misma: Ya casi, no falta mucho para llegar a la meta” (Rulfo, 2019). Lo poético es el momento en que se conquista la majestuosidad a través de la espiritualidad y el yo, que se enfoca en el ya casi, en lo positivo. Se remarca, a través de lo poético, a Lorena como ser espiritual y positivo.

En el texto de Aristizábal y Pinilla (2017) se toma como referencia el estado del arte propuesto por Lauro Zavala en “Tradiciones metodológicas en el análisis cinematográfico” (2012) y “La teoría y el análisis del lenguaje cinematográfico en Latinoamérica, 1972-2014” (2015). Además, los autores se basan en los componentes del cine según Zavala: imagen, narrativa, sonido, montaje y puesta en escena; pero esto a través de los oficios, como propone Michel Chion (2009): dirección, guión, fotografía, sonido, dirección de arte, montaje y producción.

Por último, para el análisis de un producto cinematográfico, se proponen tres fases sucesivas: el conocimiento de la película, la ejecución del análisis, y la interpretación. Como ya mencioné, la fase que me interesa para el análisis del documental es la 2, donde encontramos los oficios, los cuales se vinculan con la narración de la película; en el presente análisis solamente me centraré en la dirección, la dirección de fotografía y de arte; además del sonido y la producción.

En la dirección encontramos el naturalismo de la interpretación y cómo se manifiesta entre tipos, estereotipos y arquetipos. Se trata de evaluar los elementos que construyen el naturalismo en cuanto a una relación efectiva con lo verosímil. En el documental existe una visibilidad étnica, parece que se retrata la cotidianidad de la vida de Lorena, pero, ¿hasta qué punto es retratada con verosimilitud?

 Jean-Paul (2009) habla de que la visibilidad étnica de los indígenas toma frecuentemente la forma de una valorización o imagen positiva de las culturas indígenas. Sobre todo, son vistas como culturas que cuidan la naturaleza y viven en armonía con ella. Este tema se combina con el de la espiritualidad, ya que el cuidado del medio ambiente de los indígenas sería el producto de una serie de creencias, entre ellas, que la tierra es un ser vivo; es esa relación con la tierra y lo natural lo que llena el documental.

No obstante, se dejan de lado factores importantes; por ejemplo, cuando el hermano de Lorena dice que le costó mucho ir a la escuela y que sus hermanas no tuvieron esa posibilidad, no se toca más el tema, parece como un comentario suelto, o como si no fuera necesario ir a la escuela cuando se vive en aquella majestuosidad. Además,el hecho de correr, más que atribuirlo a su historicidad, tema que abordaré a continuación, es una cuestión divina: “De repente vimos que nuestros pies sí podían correr. Que sí teníamos ese don de correr” (Rulfo, 2019).

El gran plano general se utiliza para dar a conocer el lugar en donde ocurren los hechos y es el más relevante en la película si hablamos de simbolismos, ya que, al inicio, con unas impactantes imágenes de la Sierra Tarahumara, poco a poco, como hormiguitas, vemos aparecer a los corredores, a Lorena. Este tipo de plano se usa para producir un valor dramático cuando se pretende destacar la soledad o la pequeñez del hombre en el medio; en el caso del documental, se usa para fundir a Lorena con esa grandeza, para combinar la inmensidad de un paisaje con la grandeza de una persona que lo habita. Por eso, cuando al final se utiliza de nuevo este plano, es relevante que Lorena mencione: “Seguiré corriendo mientras pueda y mientras tenga la fuerza” (Rulfo, 2019). Es como si Lorena fuera a continuar corriendo infinitamente.

Las entrevistas a solas con Lorena son a plano medio corto, pero ella está de lado. Lorena es seria, tímida, no expresa mucho; quizá por eso se decidió recurrir a otras imágenes donde está de frente y acompañada de su hermano, que es quien habla. En ambos tipos de entrevista suele aparecer el primerísimo primer plano, el close-up, para tratar de ver lo que Lorena expresa.

El plano detalle consiste en hacer un acercamiento a algún objeto para que este sea el centro de atención. En la obra de Rulfo este plano se utiliza principalmente para enfocar los pies y las sandalias de Lorena, de esta forma se focaliza la atención en el esfuerzo que hacen, en la sencillez de su forma, con el fin de agrandar la figura de Lorena. Un detalle que da cercanía al espectador con lo que ve, es que hay partes en las que la cámara se mueve y sigue a Lorena mientras corre. Lorena no se detiene ante las cámaras, no está inmóvil, sino que invita a seguirla.

La figura de Lorena, por lo tanto, es el objetivo del documental. No Lorena como parte de, sino Lorena como. Según Johnnier Aristizábal y Óscar Pinilla (2017), el oficio de la dirección de arte se estructura de acuerdo con una comprensión de los espacios dramáticos, su función simbólica y la caracterización de los mismos a partir de una idea central o metáfora. ¿Por qué centrarse más en los paisajes y en Lorena que en lo que hay alrededor de ella y lo que influye en ella: su familia, su economía, su cultura? Para remarcar la función simbólica de la espiritualidad.

Para apoyar lo anterior mencionado, es necesario hablar de los sonidos, que deben ser divididos en diálogos, música y ruidos. Los diálogos constituyen el recurso que más información narrativa le provee al espectador; sin embargo, se puede generar tensión dramática mediante la poca existencia de diálogos, o generar una función atmosférica o de ambiente al utilizarlos como fondo. En el documental la falta de diálogos en algunas escenas tiene una función atmosférica: en el silencio, Lorena es parte de la naturaleza.

La música se analiza a partir de su función emocional, rítmica y de caracterización dramática. En este caso hay un factor interesante, pues aparecen canciones en tarahumara de fondo que, entre lo que dicen, encontramos lo siguiente: “Hay que animar al corredor para que no se desanime/ ¿Qué estás haciendo, hija? ¿Estás pensando en mí?/ ¡Vamos!/ Sigue la luz, en silencio”. Este es un elemento importante con respecto a lo poético porque aquellas voces parecen estar susurrando, y el hecho de que cuando se escuchan están acompañadas visualmente por la majestuosidad del paisaje o Lorena y su familia, parece indicar que es la propia tierra la que les habla.

La música se analiza a partir de su función emocional, rítmica y de caracterización dramática. En este caso hay un factor interesante, pues aparecen canciones en tarahumara de fondo que, entre lo que dicen, encontramos lo siguiente: “Hay que animar al corredor para que no se desanime/ ¿Qué estás haciendo, hija? ¿Estás pensando en mí?/ ¡Vamos!/ Sigue la luz, en silencio”. Este es un elemento importante con respecto a lo poético porque aquellas voces parecen estar susurrando, y el hecho de que cuando se escuchan están acompañadas visualmente por la majestuosidad del paisaje o Lorena y su familia, parece indicar que es la propia tierra la que les habla.

Con respecto a los ruidos, estos cumplen una función de verosimilitud, haciendo creíble para el espectador el universo sonoro que se le presenta. Los ruidos en esta obra son de personas hablándole a Lorena, echándole porras para que continúe, felicitándola. De esta forma, los ruidos vendrían a ser esas voces que motivan para continuar, para que la corredora sienta que su esfuerzo vale la pena.

Durante el documental no se le pregunta a Lorena por qué corre con sandalias y con su ropa tradicional pero le regalan unos tenis y ella menciona: “No creo que los vaya a usar. La gente que sí los usa, siempre va detrás de mí” (Rulfo, 2019). Así se afirma una idea de superioridad respecto a su ser, que no es arrogancia, sino signo de resistencia, y tiene que ver con la relación que existe entre el yo y la tierra, la tradición y cultura; este vínculo le permitirá correr hasta que no tenga fuerza.

Para concluir, Heidegger (1936) dice que “Poéticamente el hombre habita esta tierra”. ¿Qué puede ser más poético que la unión del hombre con la tierra? El documental Lorena, la de pies ligeros es el reflejo de lo espiritual, ligado al regreso al origen y a lo poético, y donde es fundamental el positivismo. Lorena es la poeta que, a través de un lenguaje (sus pies y su cultura de corredora), ha descifrado un mensaje que le fue dado por los dioses, pero requirió, y requiere, de un equilibrio personal, un yo listo para superar los retos, una conexión con su tierra y con lo básico para que su lenguaje sea transmitido. Lorena es la representante de una historicidad, lo que Heidegger llamaría “la interpretación de la voz del pueblo”. Es la imagen positiva de una cultura. Por eso, respondiendo a mi pregunta inicial: nos enfrentamos con un documental que retrata la poética de un éxito que se consigue a través de la espiritualidad y el positivismo. Al final, la poética de sus éxitos, y los factores que los han permitido, son una forma de ver a la cultura rarámuri, una de las muchas perspectivas en que se puede abordar la vida, en este caso la de Lorena, esta gran corredora.


Bibliografías

Acuña, A. (2003). Correr para vivir: el dilema rarámuri. Desacatos, (12), 130-146. Recuperado el 21 de noviembre de 2020, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1607-050X2003000200010&lng=es&tlng=es.

Aristizábal, J., Pinilla, O. (Julio- diciembre 2017). Una propuesta de análisis cinematográfico integral. KEPES(16), 11-32.

De la Torre, R. (2016). La espiritualización de la religiosidad contemporánea. Ciencias Sociales Y Religión, 18(24), 10-17. Recuperado de https://econtents.bc.unicamp.br/inpec/index.php/csr/article/view/12592

Fernández, A. (2017, 7 abril). Significados de los planos en la fotografía y en el cine. https://poussin.edu.pe/blog/index.php/2017/04/07/significado-de-los-planos-en-la-fotografia-y-el-cine/#:%7E:text=Primer%C3%ADsimo%20primer%20plano%20(PPP),y%20emociones%20de%20una%20persona.

García, G. (productor), Rulfo, J. (director). (2019). Lorena, la de pies ligeros [documental] México: No ficción.

Gobierno de México. (s. f.). Etnografía del pueblo tarahumara (rarámuri). Recuperado el 23 de noviembre de 2020, de https://www.gob.mx/inpi/articulos/etnografia-del-pueblo-tarahumara-raramuri#:%7E:text=Los%20tarahumaras%20se%20llaman%20a,las%20personas%20o%20los%20humanos.

Heidegger, M. (1936). Hölderlin y la esencia de la poesía (audiolibro). Leído por: Hogar donde existir Audiolibros. 52m14s. Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=mpufXh6Zvcs

Sarrazin, J.  (2008). “La “espiritualización” de los discursos neoindigenistas en Colombia”. Trace(54). Recuperado de http://journals.openedition.org/trace/470

Park, N., Peterson, C., Sun, J. (2013). La Psicología Positiva: Investigación y aplicaciones. Terapia psicológica31(1), 11-19. https://dx.doi.org/10.4067/S0718-48082013000100002


Leave a reply